DÍA DE LA SIEGA Y TRILLA EN            TORRIJO DEL CAMPO

 

                    INICIO WEB ASOCIACIÓN                                   

1º: SIEGA 2004   

2º: SIEGA 2005 

3º: SIEGA 2007    

4º: SIEGA 2009  

5º: SIEGA 2011     

 6º: SIEGA 2013    

 7º: SIEGA 2015

 

DESARROLLO DE LA JORNADA

La Asociación Cultural “Torrijo del Campo”, viendo como las labores habituales de todos los pueblos eminentemente agrícolas, como lo ha sido nuestro pueblo Torrijo del Campo, que con la mecanización se han relegado casi al olvido. Aprovechando que nuestros padres y abuelos también realizaron estas tareas y con su ejemplo y asesoramiento se desarrolla organizado por esta asociación el “Día de la Siega y Trilla”.

La idea primordial es la de recrear los trabajos tradicionales relacionados con el verano y más concretamente las tareas de recolección de cereales como son la siega, acarreo y trilla de la cebada, trigo y avena, cereales que componían el sustento tanto de los habitantes como de todos los animales que convivían con ellos, ganados, mulos de trabajo....

            Esta jornada se desarrolla con un apretado programa a lo largo de todo el día, ya que estas tareas normalmente se prolongaban desde final del mes de junio hasta mitad de septiembre:

  Se inicia de la jornada con el desayuno típico, Torta y aguardiente, a las 8 de la mañana, en la finca preparada para la ocasión.  

SEGAR

  Los participantes, equipados con hoz y zoqueta se agrupan en varias cuadrillas siempre con el cabecero en el centro marcando el ritmo de la siega, dejamos los manojos de mies segada detrás nuestro formando hileras de pequeños montones  llamados gavillas.

  A la vez que se está segando otro grupo prepara los “vencejos”, especie de cuerda hecha con dos manojos de paja de centeno que se preparaba para esta función en años anteriores. Para la obtención de estos se utilizaba los tallos mas largos de centeno que se iban depositando en pequeños montones entrecruzándolos de manera que no se mezclaran entre si. Después se golpea la espiga repetidas veces  sobre una piedra lisa o un trillo viejo, hasta que se suelta el grano y queda sólo la paja. Uniendo los montones y atándolos en uno más grande se forma el “balago” que se guardará envuelto en paja para la próxima siega. El día anterior se extrae y humedece con agua para que adquiera la flexibilidad adecuada para hacer los vencejos, con los cuales se atará el nuevo cereal.

  El proceso de siega también se realiza con la gavillera y consiste en cortar la mies con esta máquina, arrastrada por una caballería, dejandola en forma de gavillas que a continuación de atarán con los vencejos.

ATAR

  A continuación otro grupo dirigido por una persona conocedora de la tarea se atan los fajos, primero se coloca el vencejo perpendicular a la hilera y una vez tendido se juntan varias gavillas en cantidad suficiente para poder juntar los dos extremos, para esto se realiza un nudo muy especial con una herramienta indispensable , el “Garrotillo”, que es un palo con una punta afilada, con esto se termina el fajo.

ATRESNALAR

Posteriormente se recogen los fajos y se van amontonando en forma de pirámide unos con otros hasta formar un tresnal.

  Para descansar y reponer fuerzas, en la mejor sombra posible, nos vamos a almorzar las migas que laboriosamente otro grupo ha estado preparando. Para amenizar el rato con la rondalla de nuestro municipio recordamos cantos de siega.   

  Posteriormente nos remontamos a años más recientes, cuando ya se implanta la mecanización, y utilizando la “gavillera”, “echamos unas manos” para acabar de segar toda la finca. 

ACARREAR

  Una vez acabada la siega propiamente dicha nos disponemos a realizar el acarreo que consiste en transportar el cereal hasta la era donde se realizará la trilla. Se realiza de la siguiente manera: una vez preparado el carro para tal fin , con las “bolsas” y “estacones” (suplemento especial en el fondo del carro, trozos de madera terminados en punta con largura aproximada de dos metros respectivamente) que sirven para sujetar el cereal y aumentar el volumen de carga.   

HACINAR

  Una vez con la mies en la era, se amontonan los fajos formando la “hacina”, torre de considerable altura, en la que se conserva la mies hasta la trilla. 

TENDER LA PARVA

  Seguidamente se desatan los fajos formando una superficie circular, “parva”, ahuecando la mies para que se airee y los rayos del sol seque bien la paja. 

  Llegando al mediodía nos agrupamos todos los participantes en una comida de segadores.   

TRILLAR

  Después de los postres iniciamos la tarea de la trilla, empleando en esta tanto el trillo de pedernal como el “trillo rodeno” estos son movidos por la tracción de las caballerías que van dando vueltas por encima de la parva para así triturar al máximo la paja y separar el grano, cada cierto tiempo se hace el “torneado de la parva” dando la vuelta a la mies con las “horcas” (unos palos afinados con cuatro puntas) con el fin de sacar del fondo los restos no separados del grano.   

PLEGAR LA PARVA

  Una vez que todo está desmenuzado se recoge en un montón con forma de cono, esta tarea se realiza con la “barrastra” y se denomina “plegar la parva” (es una tabla provista de un mango para su sujeción movida por el tiro de una caballería).   

AVENTAR

 Como culminación de las tareas de recolección se procede a aventar y aporgar, para ello aprovechamos el viento y con una horca y siempre a favor del aire se lanza hacia arriba una pequeña porción de paja de manera que al caer al suelo se separa por un lado el grano que al ser más pesado cae verticalmente y por otro la paja que al ser más ligera se desplaza unos metros. Para la limpieza final del grano se utiliza el cribón (especie de criba grande de forma circular con aro de madera y superficie perforada) que apoyado por un extremo en un palo es zarandeado por una persona de manera que el grano limpio cae al suelo y las pajas llamadas granzas quedan en el cribón. Aprovechando las innovaciones tecnológicas realizamos una demostración con la “aventadora” que realiza simultáneamente las dos tareas anteriormente descritas. 

  Una vez todo limpio se procede a la recogida del grano en talegas (sacos estrechos y alargados) y la paja se almacena en el pajar transportándola con la “jabega” ( aparato de madera en forma de cuenco con dos palos largos). 

  Rememorando las fiestas que generalmente eran después de la recolección, se amenizó la jornada con un grupo de dulzaineros.

 

  Durante toda la jornada se puede visitar una exposición de todos los utensilios y aperos que se utilizaban para las labores agrícolas. ** Esta exposición únicamente se realizó en las dos primeras ediciones.

 Novedades a destacar

 El año 2007 se celebra el I CONCURSO DE SIEGA, para mayores y no tanto, con diversos premios. (bases del concurso), que se ha seguido realizando.

 También el año 2007 recuperamos la utilización de la máquina "atadora", que en su tiempo facilitó mucho el trabajo.

 El año 2009 se recuperó el uso de la máquina "trilladora" y una "cosechadora" que sobre recoger el grano en sacos supuso en su tiempo la eliminación de casi todo el trabajo físico.

 El año 2011 se celebra el I CONCURSO DE SIEGA PROFESIONAL .